Benvingudes i benvinguts al bloc d'Els Verds del País Valencià, assemblea local L'Eliana. Camp de Túria.




dimarts, 18 de juny de 2013

A los 30 años del Manifiesto de Tenerife… MANIFIESTO DE GANDIA DE LA CONFEDERACIÓN DE LOS VERDES DEL ESTADO ESPAÑOL Verdes y rebeldes

A finales de la primavera de 1983, un grupo de activistas del ecologismo del ámbito del Estado Español se reunieron con Petra Kelly en Puerto de la Cruz (Tenerife) en el marco del II Festival de Cine Ecológico y de la Naturaleza y redactaron el que consideramos manifiesto fundacional de Los Verdes, que se concretaría, al año siguiente, en la constitución de la Confederación de Los Verdes como partido político. 30 años después de aquel Manifiesto, la Confederación de Los Verdes del Estado Español se ratifica, plenamente, en la necesidad de la existencia de una organización política verde que aglutine e impulse de manera unitaria y coordinada, en el conjunto del Estado Español y en el seno de la Unión Europea, los programas y alternativas de los partidos verdes que trabajan, día a día, en los municipios y CCAA. Los Verdes nacimos verdes y confederales, compartiendo la esperanza y el aliento fraternal de Petra Kelly, y hace 30 años que venimos trabajando en la política alternativa en cada uno de los municipios donde tenemos representación e incidiendo y actuando con nuestra política ecologista de izquierdas en las CCAA y en el conjunto del Estado. Sin duda, a pesar de las muchas dificultades, que ya intuíamos en el momento de nuestro nacimiento como partido político, para abrir paso a las alternativas ecologistas y sociales en el marco legislativo electoral español que fue pensado para imponer el bipartidismo, hoy, podemos decir que la presencia de Los Verdes es una realidad incuestionable en muchos municipios y que nuestro nombre y nuestras propuestas están presentes en la vida política de nuestro país. Hoy, Los Verdes tenemos responsabilidades de gobierno y oposición en muchos Ayuntamientos y compartimos políticas alternativas con otras fuerzas de izquierda en las Cortes Generales y en el Parlamento Europeo. Nuestro trabajo, desde hace 30 años, nuestras propuestas desde el ecologismo político, nuestras iniciativas y acciones no han caído en saco roto, se han hecho realidad en muchas localidades y han influido positivamente en los programas de otras fuerzas políticas, incluso en la legislación que hoy tenemos. Nuestro camino no ha sido fácil. Los Verdes representamos la alternativa más contundente y transformadora ante un sistema político y económico neoliberal, injusto, antisocial y depredador de los recursos naturales y las especies vivas, del territorio y de las culturas autóctonas, así que no era de esperar apoyos ni ayudas, sino al contrario, para nuestra consolidación y extensión. Muchos han sido los esfuerzos para debilitarnos, para dividirnos, para usurpar nuestras siglas, para confundir al electorado, para utilizarnos interesadamente, para suplantarnos. Pero en la medida que avanza la conciencia verde en el seno de la sociedad española, cuando se ha ido haciendo más evidente que la crisis económica y social del capitalismo tardío está ligada íntimamente a la crisis ambiental, cuando se ve más claro, cada día, que paro y cambio climático son dos consecuencias del mismo sistema caduco e injusto que se resiste a morir, hoy, más que nunca, es necesaria la presencia activa de Los Verdes en la política, en las movilizaciones sociales y en las instituciones para salir de la crisis desde un nuevo marco político, económico y social al que aspiran millones de personas. Los Verdes, como Confederación de Partidos que somos, tenemos como finalidad promover un proyecto de sociedad basado en la filosofía ecologista, pacifista, no violenta, feminista, igualitarista, republicana, pragmática radical, libertaria, defensora de los derechos de los pueblos y universalista, fomentamos una estructura de intervención social y política de acuerdo con los principios asamblearios y la democracia de base, coincidimos con los deseos y reivindicaciones de una gran parte de la ciudadanía indignada y movilizada contra el paro y las medidas antisociales de los gobiernos de España y de la UE de la derecha. La indignación y la movilización social han de convertirse en alternativa política unitaria, han de confluir necesariamente en propuesta electoral conjunta, en esfuerzo solidario y coordinado para hacer posible que las instituciones reflejen realmente la opinión y la voluntad de una ciudadanía harta del bipartidismo y de sus políticas. Los Verdes, con nuestro nombre, y desde nuestros principios, justamente porque están ligados, sumados, al amplio movimiento social alternativo que se ha generado en el seno de la sociedad española, valoramos positivamente el proceso de convergencia política con Izquierda Unida y otras organizaciones políticas, sociales y cooperativas que, en las pasadas elecciones generales, ya supuso un primer avance electoral. Hoy, la dura política neoliberal y depredadora del PP de Rajoy, que ha llevado a alcanzar cifras de paro históricas, a recortes sociales, a un nuevo impulso a la energía nuclear, a la privatización de la costa y de la sanidad, a profundizar en la política de hidrocarburos y prospecciones marítimas y de fraking, a una educación clasista y nacional-católica… hace aún más necesario un frente aún más amplio de izquierda y verde, social y político, sin exclusión en principio, que haga frente en las instituciones y, en la calle, al ataque a los derechos sociales, ambientales y políticos de la sociedad española desde el PP, perfecto seguidor de las órdenes de la banca y los grupos financieros internacionales. El momento económico, ambiental, político y social que vive el conjunto del Estado, inmerso en una crisis global del capitalismo financiero de la UE y de profundización del cambio climático y sus consecuencias perjudiciales para el equilibrio del Planeta, exige una estrategia política sostenida en el tiempo de reafirmación de nuestros principios ideológicos y programáticos que han venido acertado en sus previsiones, al tiempo que de una acción unitaria con todas aquellas fuerzas políticas, sociales y ecologistas para hacer frente al ataque neoliberal y autoritario del PP contra los derechos sociales, democráticos y ecológicos alcanzados a lo largo del siglo XX. Más que nunca debemos ser Verdes y más que nunca tenemos que trabajar activamente para organizar la rebelión democrática contra un gobierno que actúa diariamente por llevar a la sociedad española hacia un sistema parecido al capitalismo emergente asiático. No es momento de refundaciones, de mirarnos el ombligo para ver si somos más o menos verdes, o los más verdes de todos los verdes, o los más auténticos, o los más originales. Los Verdes somos lo que somos, lo que queremos ser, lo que hemos sido siempre, lo que dicen nuestros Estatutos y, ahora, es momento de, todo esto que somos, con esos principios irrenunciables que nos definen a Los Verdes, ponerlo en común con una sociedad indignada, movilizada como se ha demostrado en las masivas manifestaciones contra los recortes educativos y sanitarios, estudiantiles y sindicales, para que se dé un paso cualitativo y la indignación se convierta en rebelión, en derrocamiento del sistema político que pretende la regresión social de nuestro País. La expresión de la indignación ciudadana que supone el 15M o el PAH demuestra que la ciudadanía está harta de que la estafen los mismos que han generado la crisis financiera, los mismos que han llenado de corrupción la política y las instituciones, que pasan del gobierno a los consejos de administración de las grandes empresas y de los consejos de administración de las grandes empresas al gobierno, y reclama, con urgencia, más democracia, más participación, un nuevo sistema político cooperativo, autogestionario, ecológico, participativo de base y solidario. Los Verdes queremos participar activamente para que nuestra opción política sea útil en la calle, en las instituciones, desde la articulación de una alternativa unitaria, no-violenta, que deberá ser verde y roja, de todos los colores de la izquierda política y social, para que la ciudadanía vuelva a estar esperanzada en que aún es posible una política honesta con un nuevo modelo económico, social y ambiental más justo, más igualitario y menos consumista, más equilibrado y solidario con el resto del mundo, más cooperativo, tierno y tolerante de manera que coincidan los medios y los fines, más respetuoso con la Tierra, con la plena defensa, armonía y recuperación de la biodiversidad y los derechos de los animales, con energías limpias, sin la amenaza nuclear, y donde la banca sea una herramienta pública que fomente una economía solidaria, igualitaria y verde. Es tiempo de articular la sustitución del PP en las instituciones para cambiar el modelo económico y ambiental, neoliberal y depredador, y, también, para cambiar el sistema político bipartidista, de arriba abajo, desde la corona hasta la ley electoral. Es urgente porque el desmontaje de los derechos básicos es rápido y el drama del paro aumenta, porque el cambio climático no espera y porque los agricultores no pueden aguantar más, porque no se puede perder una generación de jóvenes, porque la miseria de muchas familias es diaria. Vamos a ser, más que nunca, Verdes y rebeldes. CONFEDERACIÓN DE LOS VERDES-ELS VERDS-BERDEAK-OS VERDES. 30 Aniversario del Manifiesto Verde de Tenerife y del inicio del proceso de la Confederación. En Gandia, junio del 2013.

dimecres, 5 de juny de 2013

Amb el PP, tot està en perill. Amb la ciutadania mobilitzada, tot és possible. Dia Mundial del Medi Ambient de 2013. Manifest d’Els Verds del País Valencià

Per eixir de la crisi des d’un nou model polític, econòmic, social i ambiental que es fonamente en la democràcia participativa, en un fort i renovat sector agroecològic, en la sobirania i seguretat alimentària, l’ús de les energies netes, un consum responsable i el repartiment solidari del treball i la riquesa. El 5 de juny se celebra el Dia Mundial del Medi Ambient i Els Verds del País Valencià volem, amb aquest manifest, dedicar aquesta data del 5 de juny de 2013 a denunciar públicament la impúdica política del PP que està posant en perill el medi ambient augmentant cada dia el deteriorament del territori i dels seus valors naturals. La política del PP, des de totes les Administracions Públiques on governa, es fonamenta en l’aplicació estricta i sense vergonya dels principis més durs del neoliberalisme que fan del negoci privat i l’acumulació de riquesa l’únic objectiu de l’acció política. Que la Banca, les grans corporacions energètiques, les multinacionals i les grans empreses continuen augmentant els seus beneficis en un marc de profunda crisi política, econòmica, social i ambiental és el que realment preocupa al PP encara que l’atur supere el 25% de la població activa, encara que la pobresa i la indignació vaja en augment, encara que la desafectació de la política augmente, encara que l’evidència del canvi climàtic siga ja inqüestionable. Mentre cada dia assistim a més casos de corrupció política, augmenten les imputacions de càrrecs públics -essent el PP valencià un dels que més casos acumula en les seues files- sense que es done cap explicació creïble a la ciutadania ni s’adopte cap mesura de reforma del sistema polític i electoral, el govern de la dreta desenvolupa una política energètica insostenible, reforma la llei de costes augmentant la desprotecció del litoral i amnistiant infraccions urbanístiques, posa en marxa la privatització dels ferrocarrils, frena el desenvolupament de les energies renovables, s’oblida totalment de la protecció i prevenció del bosc i abandona totalment el sector primari. El PP s’entesta en mantenir les recerques d’hidrocarburs de les multinacionals tant a la plataforma marina com a l’interior del territori -autoritzant darrerament el fracking a les comarques de Castelló- fent cas omís de totes les previsions científiques que assenyalen que el litoral mediterrani serà una de les zones més afectades per les conseqüències del canvi climàtic que té com una de les primeres causes el consum de combustibles fòssils. Al temps que, amb la fractura hidràulica, posa en perill els aqüífers, el paisatge i els valors naturals de les comarques de l’interior o del turisme de les platges del litoral. Al contrari, mentre el PP recolza l’augment de les energies contaminants i la pròrroga del funcionament de la Central Nuclear de Garoña, totalment obsoleta i amortitzada, frena el sector de les energies renovables que està a l’avantguarda mundial en tecnologia solar i podria tenir un desenvolupament espectacular per la nostra disposició natural d’hores d’insolació a l’any. El PP, fent cas omís dels perills de l’energia nuclear evidenciats darrerament amb la tragèdia de Fukushima, manté el lucratiu negoci privat que genera la Centra Nuclear de Cofrents, malgrat que ja estiga amortitzada i cada dia que passa augmente la seua obsolescència i el risc de fallida. Tampoc el PP atén al camp valencià, on els agricultors professionals són cada vegada més vells, les seues rendes més baixes i les perspectives de futur, per l’actual política de la UE, més que preocupants. Ha augmentat l’abandonament de camps que, si va començar en terres en zones d’interior, s’ha generalitzat i traslladat també al litoral, on ja és més d’un 8% la desaparició de camps de cítrics a causa de la disminució constant dels ingressos de les campanyes de la taronja. Els Verds del País Valencià treballarem al Parlament Europeu per aconseguir que la PAC done solucions a la volatilitat dels preus agraris, lluite contra la preponderància de la distribució comercial en la cadena alimentària, assegure la rendibilitat de les explotacions dels xicotets productors i les cooperatives i empreses socials, acabe amb el domini -en la negociació dels preus del camp- de la gran distribució comercial, impossibilite les estratègies de les grans superfícies de baixar els preus agrícoles europeus, assegure la reciprocitat dels productes agraris de tercers països, augmente les ajudes a la producció ecològica i al mercat de proximitat, lluite decididament contra el conreu de transgènics (OGM) i protegisca les llavors, les espècies autòctones i la biodiversitat. En el Dia Mundial del Medi Ambient, cal recordar que un arbre autòcton aporta un efecte sumidor d’uns 300 kg de CO2 durant el seus creixement. La protecció i regeneració de la cobertura forestal i la protecció del sòl de les muntanyes valencianes para frenar els efectes de l’erosió i la desertització creixent hauria de ser una estratègia més que necessària i urgent en la lluita contra el canvi climàtic, per al manteniment del paisatge i dels recursos que suposa el bosc per a la població rural i per a la prevenció dels incendis forestals. Un bosc que ara el PP també vol privatitzar amb el PATFOR, mentre no aten suficientment els treballs en les zones forestals cremades per evitar l’erosió. En el Dia Mundial del Medi Ambient, Els Verds del País Valencià manifestem la urgència de salvar del PP les costes, la terra, l’aigua, el mar, l’aire, el bosc i la gent. És l’hora de dir prou a una política globalment contrària a les persones i als valors naturals. Amb el PP, tot està en perill, ja siga la terra, ja sigala gent, i tot és possible amb la ciutadania mobilitzada per exigir eleccions generals i autonòmiques anticipades i el canvi de l’actual política i del sistema electoral cap a una democràcia participativa, solidària i ambiental. Presidència Executiva d’Els Verds del País Valencià. 4 de juny de 2013.